Las dietas naturales se basan en una serie de alimentos que aportan los nutrientes necesarios para que nuestros carnívoros domésticos se alimenten de manera saludable y natural.

Ese 100% de la dieta base, está repartido en huesos carnosos, carnes, pescados, vísceras y vegetales, porcentajes por supuesto adaptados a cada especie.

Es importante que esta dieta sea variada, aportando distintas carnes, pescados, vegetales… para completar en nutrientes lo máximo posible, la dieta.

Pero existen dos añadidos a la dieta que nos aportan extras nutricionales, los complementos y los suplementos, y hoy vamos a hablar un poquito más a fondo de ellos, en especial, de los suplementos.

Pero primero algo importante… ¿qué diferencia hay entre complemento y suplemento?

Diferencias entre complementos y suplementos

Muchísima gente aún me habla de productos como la miel o la cúrcuma, llamándolos complementos, pero realmente esto no es cierto… Complementos y suplementos no son lo mismo.

Los complementos son alimentos naturales que pueden formar parte de la dieta del perro o gato, es decir, alimentos que encontrarían en estado salvaje, estos serían los huevos, la grasa y el colágeno.

En cambio los suplementos, son alimentos naturales, pero que no son realmente naturales en la vida salvaje de nuestros animales, es decir, no los obtendrían por sí mismos, son alimentos que aportan beneficios pero no son naturales realmente en su dieta, por ejemplo el ajo, o los anteriormente nombrados.

Hay que remarcar que tanto complementos como suplementos se dan, generalmente, como un extra, fuera del 100% de la dieta base de la que hemos hablado más arriba.

Complementos

Como te decía no voy a hablar mucho más a fondo de los complementos porque hemos hablado mucho de ellos en otros artículos, pero venga, te dejo unos matices de resumen.

Los huevos

Aporte nutricional excelente, fuente de proteínas muy fáciles de asimilar (alta biodisponibilidad) ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales.

Según el tamaño del gato o perro la cantidad de huevos a la semana cambia.

Más información sobre el huevo aquí.

huevos

Colágeno

Aporte de nutrientes para el cartílago, ideal para cachorros en crecimiento y para animales con patologías osteoarticulares, por supuesto también para perros de deporte y animales de avanzada edad.

COLAGENO

Grasa extra

La grasa es la mayor fuente de energía de gatos y perros, un gramo de grasa es el doble de calorías que un gramo de proteínas o hidratos.

Es ideal para animales con un gasto energético alto, nerviosos, deportistas, perros con poca grasa corporal, como los galgos, e incluso se añade en dietas específicas como las renales y cetogénicas.

Las grasa natural que más suelo aconsejar es la manteca de cerdo, aunque en ocasiones usamos aceite de coco y en menor cantidad la mantequilla (casos muy concretos).

Suplementos

Sé que siempre he comentado que en perros y gatos sanos no hace falta dar suplementos si se hace una dieta variada, pero los estudios que vamos haciendo día a día nos han demostrado que algunos suplementos pueden reforzar un poco más la dieta de nuestros peludos.

Lo que sí quiero dejar claro es que tampoco es bueno atiborrar al pobre animal con miles de suplementos, porque por ejemplo, damos una dieta a base de pollo, no, eso no es correcto, la base de la dieta es lo más importante, y dar miles de suplementos no es que no sea necesario, si no que en ocasiones el exceso de suplementos, puede producir más inconvenientes que beneficios.

Que suplementos si pueden ser necesarias en las dietas de nuestros perros y gatos sanos. En esta lista incluimos animales de cualquier edad, raza, sexo… siempre que no tengan patologías.

 

Omega 3

Ácidos grasos esenciales para equilibrar las grasas naturales que aportamos con las carnes.

Los pescados azules que consumen nuestros animales no se crían de forma natural y no siempre aportan la cantidad de omega adecuada para equilibrar la dieta, por eso recurrimos a un aporte extra con suplementos.

He hablado mucho sobre los omega 3, hice una comparativa de varias marcas y además un artículo sobre cómo elegir un buen omega 3, que puedes ver en los respectivos enlaces.

A modo de resumen anotar que siempre prefiero un omega 3 de origen animal, como los aceites de pescado (en este caso no incluyo el hígado de bacalao, lo veremos más adelante) o aceite de krill.

En caso de aceite de pescado mejor de pescados de tamaños pequeños, por la menor acumulación de metales pesados en ellos.

Mi insistencia en dar siempre que sea posible un omega 3 animal y no vegetal es debido a la absorción de los mismos.

Los ácidos grasos que asimilan nuestros perros son el EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico).

Por otro lado los ácidos grasos omega 3 que aportan las fuentes vegetales son ALA (ácido alfa-linolénico). Este tipo de omega 3 no es aprovechable por ellos, deben transformarlo en EPA y DHA para posteriormente asimilarlo, por lo que se pierde mucho aporte de omega 3 en la transformación.

 

Algas verdes o algas marinas

Lo que más me interesa de estas algas es que aportan vitaminas, minerales y otros elementos importantes en las dietas naturales, incluido el yodo y el sodio.

Es importante que variemos entre ellas, pudiendo dar espirulina, chlorella, kelp… ya que la composición de cada una es diferente.

Además tienen propiedades digestivas, antiinflamatorias, mejoran el sistema inmune, son saciantes, e incluso son quelantes de toxinas, ayudando a los riñones en su función depurativa.

Es importante que estas algas las compres ecológicas y como te decía si tu perro o gato tiene alguna patología, por ejemplo problemas de tiroides, consultes con tu veterinario antes de usarlas.

 

Taurina

Todos tenemos claro que la taurina es un aminoácido esencial en gatos, y que su carencia puede llegar a producir la muerte en ellos, de hecho se descubrió su importancia debido al fallecimiento de muchos gatos por el uso de los primeros piensos sin taurinas.

Lo que mucha gente no sabe es que puede ser necesaria en algunas razas de perros como los retrievers, terranova, cocker o setter inglés, además de aquellos animales con una patología llamada cardiomiopatía dilatada.

En gatos, es posible recomendar el uso de taurina aunque muchas de las carnes que demos ya la aporten, esto se debe a que como es un aminoácido tan importante, nos da miedo que haya carencias, mientras que el exceso se elimina por orina sin ningún problema.

Esta taurina debe ser de origen animal para su mejor asimilación.

 

Otros suplementos en animales sanos.

Tenemos que tener en cuentas que como dije al inicio, estos son los suplementos base para un perro o gato con una dieta completa.

Si nuestro perro o gato no come algún alimento, se debe valorar si debemos incluir algo más en la dieta, por ejemplo, si no toman al menos una vez a la semana pescado azul, tendremos que añadir aceite de hígado de bacalao, generalmente una o dos veces a la semana, según el peso.

De esta manera aportaríamos las vitaminas A y D que no aportamos con el pescado.

O por ejemplo el uso de calcio (harina de huesos, cáscara de huevo…) en animales que no tomen huesos carnosos, como los que llevan dietas caseras, crudas o cocinadas.

 

¿Y que pasa con los animales con enfermedades?

Pues en caso de animales con patologías debemos adaptarnos a cada caso, existen muchos suplementos que pueden ayudar a su salud pero como cada perro y gato es un mundo, tenemos que ver cada animal y sus circunstancias por separado.

Por eso es muy importante que ante cualquier duda, siempre nos consultes, yo estaré encantada de ayudarte como siempre, para que tengamos los perros y gatos más sanos del planeta.

 

Únete a la comunidad

Apúntate al newsletter y recibirás puntualmente las mejores técnicas, trucos y secretos sobre la dieta BARF.

¡Conviérte en un experto en alimentación animal!

Es GRATIS.

¡Bien hecho! Solo tienes que confirmar tu suscripción en el e-mail que te ha llegado.