A raíz de un directo que hice con mis amigos de La Brújula Canina sobre “La alimentación en perros con altos niveles de estrés”, he decidido hacer este artículo resumen sobre todo lo que comentamos en el vídeo, de todas formas si tienes un ratito creo que el vídeo es más ameno y puede ser muy interesante para ti y tu perro.

 

¿Por qué sufren estrés los perros?

Hemos condicionado a nuestros perros a un estilo de vida que difiere mucho de lo que es natural para ellos, el mero hecho de vivir en ciudad, o de convivir con personas estresadas a diario, les provoca un estrés no natural que les afecta en gran medida a su salud.

De aquí aparecen perros con problemas de conducta, miedos, reactividad… todo esto, ligado al estrés.
Pero no solo existe un estrés negativo, el eutrés (estrés positivo) es un tipo de estrés que pueden padecer perros que por ejemplo realizan una actividad que les gusta mucho (coger la pelota), pero que al no enseñarle a gestionar sus emociones, pueden acabar desarrollando problemas de estrés con el consiguiente problema de salud digestiva y general.

 

¿Qué consecuencias tiene el estrés en el sistema digestivo del perro?

Tenemos que empezar diciendo que el intestino es considerado el segundo cerebro del cuerpo, esto que quiere decir, que el intestino posee un sistema nervioso autónomo, que no depende del cerebro.
Esto podemos verlo por ejemplo en el peristaltismo intestinal, que son los movimientos intestinales que permiten el paso del contenido estomacal hasta terminar el procedo de digestión.

El intestino está conectado al cerebro, por lo que cuando un animal está estresado y altera la tranquilidad cerebral, el intestino “lo sabe” y por eso se ve afectado.
Encima si consideramos que el 70% de las células del sistema inmune están en el intestino… ¿cómo crees que afectará esto a la salud de nuestro perro? está claro, un sistema inmune debilitado, debilita a todo el animal.

Como cosa curiosa y que mucha gente no sabe, en el intestino se encuentra el 80- 90% de la serotonina, esta sustancia es un neurotransmisor, controlado por la microbiota intestinal, que se encarga del estado de ánimo, el comportamiento social, el apetito del animal, el sueño, la memoria y concentración, y por supuesto la digestión y asimilación de nutrientes, por lo que su deficiencia como puedes ver, puede dar lugar a muchos problemas de salud física y mental.

 

Entonces… ¿qué problemas provoca el estrés en la salud de nuestros peludos?

  • Una microbiota en malas condiciones, dando lugar a infecciones, sistema inmune débil, más probabilidad de enfermar…
  • Permeabilidad intestinal, que es traducida en problemas de alergias o intolerancias, diarreas, vómitos…
  • Delgadez excesiva.
  • Falta de sueño.
  • Enfermedades autoinmunes como el lupus, problemas de tiroides, enfermedad de Addison, algunos tipos de diabetes…

¿Podemos ayudar a nuestro perro con la alimentación?

http://www.dogpsychologistoncall.com/hierarchy-of-dog-needs-tm/

http://www.dogpsychologistoncall.com/hierarchy-of-dog-needs-tm/

¡Claro que si!. Como ya hemos visto, si conseguimos tener un intestino saludable, va a dar lugar a una mejora a nivel emocional.

Hay que tener en cuenta que la necesidad de nutrición es una de las necesidades biológicas básicas, según la pirámide de Maslow, como ves está en la base de las necesidades de nuestros perros, y debemos cubrirla para poder ir subiendo escalones en esta pirámide y así darle la mayor calidad de vida posible. Cuando esto no es posible, y el perro mantiene unos niveles de estrés altos, puede llegar al punto de generar un estrés crónico.

Alimentos para perros con estrés.

Lo primero que tenemos que hacer es evitar dar cualquier alimento que no forme parte de la dieta de un carnívoro. En este grupo encontramos a los cereales y legumbres.

El gluten de los cereales y otras proteína vegetales similares no son bien digeridas por nuestros perros, pero además son una de las posibles causas de un intestino impermeable, del que hemos hablado antes que puede dar lugar a muchas patologías.

El exceso de estos cereales y legumbres en los piensos, reducen el aporte sano de proteínas y grasas animales.
Esto unido al contenido en antivitaminas que luchan en la dieta con aquellas vitaminas que si son beneficiosas para ellos,dan lugar a una dieta deficiente.

Los lácteos, son otro tipo de alimentos que en mi opinión cada vez veo menos beneficiosos para nuestros perros, es cierto que contienen bacterias beneficiosas para la flora intestinal y que por ello se usa como probiótico, pero como comentaba estos animales que tienen el intestino en malas condiciones, estos lácteos, pueden no ser adecuados para ellos, debido a su contenido en mayor o menos medida de lactosa (azúcar), pero sobre todo en su contenido en caseína (la proteína) presente también en los derivados sin lactosa.

Está demostrado, que no deben darse en problemas autoinmune al igual que los alimentos ricos en gluten y si a eso le añadimos que los mamíferos dejamos de tener la necesidad de tomar lácteos cuando dejamos de mamar, puede que nos haga pensar si realmente es un complemento beneficioso en la dieta natural de nuestros perros.

Antiguamente se usaban los lácteos y cereales, porque decían que aportaban triptófano a la dieta, pero está comprobado que hay mejores fuentes de este aminoácido en alimentos como el pollo, pavo, pescado y huevos, alimentos naturales para ellos.

Por eso lo segundo que debemos hacer es dar una dieta natural completa adaptada a su condición de carnívoro.
Esta dieta aportará un alimento saludable con ciertos extras que nos vienen muy bien para estas situaciones.

  • Aportaremos enzimas naturales de la propia carne cruda, que nos ayudará a en las digestiones.
  • Aminoácidos esenciales como el triptófano para producir neurotransmisores como la serotonina.
  • Taurina como protector cardíaco.
  • Omega 3 de calidad, procedente de pescados, vísceras y algunos huesos.
  • Y por supuesto los huesos, que son muy importantes para la masticación del perro, una conducta natural con infinidad de beneficios mentales aparte de la limpieza dental.

¿Qué indicaciones especiales podemos anotar para este tipo de perro?

Hay pautas básicas que deben seguir todos los perros que pasan a una dieta natural, como el hacer una transición con una dieta blanda, pero podemos añadir otras recomendaciones aparte.

  • Aumentar el número de tomas, para mejorar las digestiones y asimilación de nutrientes hasta mejorar el estado del intestino.
  • Dar los huesos carnosos enteros, ya que como dije antes la masticación produce serotonina y es una acción natural y beneficiosa para ellos.
  • En caso de no querer o poder dar huesos carnosos enteros, darle la opción de huesos recreativos o algún premio grande y duro para producir esa masticación.
  • En perros muy ansiosos comiendo, podemos usar juguetes interactivos como los kongs, para darles de comer.

De todas formas hay que tener en cuenta que los perros deben comer relajados, es importante que la hora de la comida, sea un momento de tranquilidad y disfrute.
Por eso si tienes un perro con problemas de recursos son la comida, es decir, que se vuelve reactivo ante la comida, debes trabajar estas situaciones, ya que cuando le demos comida natural, vamos a aumentar el valor de la comida, y este problema en concreto puede empeorar.
Para ello te animo a que te pongas en manos de buenos profesionales como La Brújula Canina.

 

Suplementos naturales que podemos añadir a la dieta de nuestro perro con estrés.

Un buen probiótico, a estas alturas ya tendrás claro que para mí, el que más me gusta es el Maxxidigest, en este caso aparte de tener pre y probióticos, es un producto que contiene glutamina, un regenerador intestinal que nos viene genial en estos problemas.

Este producto debes darlo durante al menos, 2 meses, es el tiempo que tarda el intestino en regenerarse.
La dosis viene muy bien explicada en el producto, eso sí, repártela en 2 tomas de comida.

Suplemento de omega 3, a poder ser de origen animal (Más rico en EPA y DHA), si quieres te dejo un enlace para saber elegir un buen omega 3.
El ácido graso EPA es un potente antioxidante, que nos ayudará en los procesos de estrés, además el DHA se utiliza para mejorar el funcionamiento cerebral y sistema nervioso.

Triptófano o 5HTP, ambos precursores de la serotonina (hemos hablado antes de ella), el segundo más directo que el primero.
En perros pequeños por dosificación es mejor usar el triptófano, mientras que en perros medianos o grandes se pueden usar los dos.

Hay que tener cuidado con la dosis, ya que aunque es un producto natural, un exceso puede producir un síndrome serotoninérgico. Por eso si lo quieres probar pregunta a tu veterinario o escríbeme y te diré la dosis por peso.

Para finalizar, en casos de perros que necesiten una relajación extra o que su estrés venga producido por dolor, te recomiendo dar un CBD natural, sin duda un suplemento que merece la pena probar.

 

Conclusiones

Si tienes un perro con estrés acude siempre a un buen profesional, que use técnicas amables para el bienestar y modificación de conducta con tu perro, un mal profesional con técnicas aversivas puede empeorar mucho el problema.

Dale una dieta natural completa para que mejore su estado físico y mental, y si tienes dudas cuenta conmigo.

Espero que te haya gustado este artículo, aunque me haya quedado un poco extenso, como te decía si quieres la versión cómoda, siempre puedes ver el vídeo en diferido de la charla gratuita de 2 horas que dimos.

Qué pienso es el mejor

Únete a la comunidad

Apúntate al newsletter y recibirás puntualmente las mejores técnicas, trucos y secretos sobre la dieta BARF.

¡Conviérte en un experto en alimentación animal!

Es GRATIS.

¡Bien hecho! Solo tienes que confirmar tu suscripción en el e-mail que te ha llegado.