Una de las preguntas que más nos hacemos en estas fechas, es que hago con la comida de mi perro si no voy a un sitio con nevera, o si no tengo suficiente espacio para todo, pues aquí estamos nosotros para darte unas cuantas alternativas.

Hay nevera pero no espacio suficiente para todas las vacaciones.

Si no tienes espacio suficiente puedes usar la misma nevera de viaje que uses para transportar la comida, por cierto, hay neveras de coche que se enchufan al mechero y se mantienen estupendamente.
Las convencionales con unos bloques o geles de congelación pueden mantenerte la comida varios días en perfectas condiciones, sobre todo si la metes ya congelada y solo vas sacando lo que toque en el día.

También puedes llevarte lo justo para los primeros días e ir luego comprando en las carnicerías locales, puede que nos salga algo más caro, pues no tenemos a nuestros carniceros de confianza cerca, pero por unos días… de hecho, no pasaría nada si durante las vacaciones simplemente damos pollos enteros (la ración según peso) con algunos higaditos de pollo que son fáciles de encontrar y económicos, y si algún día nos hacemos puré o comemos algo de fruta la compartimos con ellos y listo, menú sencillo para unas vacaciones.

Aparte de las carnicerías ya hay muchas tiendas de animales o veterinarios que venden comidas preparadas, similares a la dieta BARF, algunas no son de igual calidad, o incluso salen más caras de precio, pero son más fáciles de almacenar al poderse comprar en bloques de menor tamaño y nos ahorramos el tener que hacer la compra y los paquetes de comida correspondientes.
Para nosotros de las marcas comerciales que hay disponibles las mejores en este momento es Nat´sNatuka y Puromenú comidas bien preparadas, con buenas proporciones e incluso con gama ecológica. De todas formas si queréis preguntar sobre cualquier otra marca para saber nuestra opinión ya sabéis que hacer, ya que algunas de estas marcas ni siquiera las recomendamos por considerar que no están a la altura de nuestros amigos de cuatro patas.

No hay nevera.

¡No pasa nada! Tenemos múltiples opciones para nuestros perros, veamos:

  • Comida casera: ¿Y por qué no? No es lo ideal para ellos ni para nuestro bolsillo, pero porque unos días compartamos nuestros menús o unos similares con nuestro perro no va a pasar nada.
    Simplemente tener la precaución de no darles salsas o condimentos que puedan ser fuertes para sus estómagos, está claro que puede ser algo más caro y no es lo normal pero ¡oye! Estamos de vacaciones.
  • Comida deshidratada: es una comida envasada, seca, que se mezcla con agua caliente/templada para rehidratar los ingredientes y poder servir, esta es una opción válida que no necesita refrigerado, aunque no nos gusta mucho porque la composición de estos productos suelen llevar cereales y algunas subproductos, aparte de no tener unas proporciones adecuadas en cuanto a carnes, verduras…

Además muchos perros no quieren comérselo, por lo que antes de hacer una gran compra pide muestras al vendedor, como contra añadido, es una comida bastante cara a pesar de que digan que cunde más al rehidratarse.

  • Latas de comida húmeda: típicas latas de carne y otros ingredientes, listas para servir sin ninguna preparación y pueden más o menos mantenerse sin necesidad de frío, aunque lo ideal es que se consuman en el día.
    Una gran opción siempre que tengamos en cuenta que no todas la latas son de calidad, debemos mirar las composiciones y elegir las más similares a una dieta natural, es decir, mayor proporción de carne y baja proporción de verduras, en nuestro caso no compramos las que llevan cereales porque como podéis leer aquí no nos gustan, pero si es en una cantidad mínima podrían valer.

El contra de estas latas es que en perros grandes sale bastante caro, pues la cantidad diaria recomendada,  se dispara en comparación con la comida natural, y que su vida útil una vez abierta es más limitada si no disponemos de una zona fresca.

Truco: lo ideal es comprar tapas adaptadas para tapar las latas una vez abiertas, en caso de no tenerlas, puedes echar un poco de agua dentro de la lata abierta para que conserve la comida y no se reseque.

Marcas que nosotros hemos probado y nos gustan por calidad/precio, Rocco y Animonda Gran Carno, ambas de venta online en zooplus, también tenéis marcas menos conocidas como Pet-Fit, de mejor calidad pero más caras.

 

  • Pienso: en el último caso, si no hay más alternativas y tienes que dar pienso a tu perro, recuerda que puede haber problemillas con las digestiones, por lo que deberías habituarle unos días antes de irte de vacaciones, y elige un pienso lo más “natural” posible, os dejo el enlace donde hablamos un poquito sobre que pienso elegir.

Obviamente esta es la opción que menos nos gusta y que nunca hemos llegado a usar pero no siempre se puede conseguir un buen menú natural y con el mero hecho de llevarnos a nuestro perro de vacaciones, seguro que está tan contento que no le importa mucho fastidiarse un poco con el cambio de menú.

 

Si se te ocurren más alternativas y quieres compartirlas con nosotros o necesitas ayuda con marcas de comida de cualquiera de los tipos, siempre estamos a tu disposición, no lo dudes, contáctanos.

 

Esperamos que te haya gustado este artículo, que te sea de ayuda y que tengas unas estupendas vacaciones con tu perro.
¡A disfrutar!

Qué pienso es el mejor

Únete a la comunidad

Apúntate al newsletter y recibirás puntualmente las mejores técnicas, trucos y secretos sobre la dieta BARF.

¡Conviérte en un experto en alimentación animal!

Es GRATIS.

¡Bien hecho! Solo tienes que confirmar tu suscripción en el e-mail que te ha llegado.