¿Qué son los condroprotectores?

Los condroprotectores son productos creados para determinadas patologías o prevenciones en la salud de nuestros perros, entre ellas:

  • Perros con problemas de displasia, artrosis, hernias y otras patologías locomotoras.
  • Cachorros de tamaño grande y gigante con un crecimiento acelerado, generalmente provocado por el pienso, con comida natural el crecimiento del cachorro es mucho más lento y por consiguiente beneficioso para su salud.
  • Perros deportistas con un mayor desgaste articular, o simplemente como refuerzo.
  • Perros de edad avanzada que ya no producen el colágeno necesario para su cuerpo.

Existen infinidad de marcas, productos para humanos, veterinarios o incluso alimentos que pueden suplir la necesidad de estos anteriores, pero primero veamos que son estos productos.

¿Cuál es su composición?

La glucosamina y la condroitina son las materias primas para formar colágeno. Son sustancias que de forma natural genera el cuerpo por lo que en un perro sano no es necesario suplementarlas, aunque tampoco son malas, ni siquiera en exceso.

Estos suplementos nutricionales ayudan a la regeneración del  cartílago, alivian el dolor y ayudan al correcto funcionamiento de las articulaciones y por consiguiente a una mejor movilidad.

Comercial o natural: cuál elegir

Lo importante de los productos comerciales es saber la pureza de glucosamina y condroitina que tienen. Los mejores son de un 99% de pureza,  lo que limita la lista a unos pocos productos, y además de alto coste, como es el caso del conocido Condrovet Force.

¿Por qué gastarnos tanto dinero cuando la mayoría de los condroprotectores comerciales se obtienen de alimentos naturales como las tráqueas de animales y/o el cartílago de tiburón, por lo que podemos conseguir colágeno natural en infinidad de alimentos de forma natural?

Algunos de estos alimentos son:

  • Orejas, patas o careta de cerdo, muy ricas en colágeno aunque también en grasa, pueden darse directamente previa congelación.
  • Mejillones, y otros moluscos como almejas, pulpos… por supuesto la carne no la cáscara.
  • Tráquea de cerdo, cordero, vaca, etc.
  • Cazón, tintorera y otros tipos de tiburones de consumo, donde además se aprovecha  el animal entero, no solo las aletas dorsales.
  • Piel de pollo, aparte muy rica en ácidos grasos, y en contra de lo que piensa la gente no es nociva para los perros, ni tienen un mayor acúmulo de toxinas ya que los pollos de consumo tienen una edad tan corta que no pueden haber acumulado muchas sustancias tóxicas en su organismo.

Por supuesto, existirán también alimentos de origen vegetal, pero debemos respetar que la naturaleza del perro es carnívora y que por ello la asimilación del colágeno será mayor si se obtiene de fuentes animales.

Conclusión

Así que, si tienes un cachorro en crecimiento, un perrete con ciertas molestias o un abuelito que ya no es tan ágil plantéate una alimentación natural completa y una suplementación con estos alimentos, lo notarás seguro.
Y si es un caso más grave por supuesto debes dejarte asesorar, pero no dejes de lado la buena alimentación ya que es crucial para su salud.

Anoto que los productos específicos si los recomiendo en animales con patologías más severas ya que a veces no es suficiente con lo natural, y podemos reforzarlo. En este caso me gustan mucho dos productos, Superflex y actualmente Maxxiflex, del que espero haceros un review en el futuro.

Qué pienso es el mejor

Únete a la comunidad

Apúntate al newsletter y recibirás puntualmente las mejores técnicas, trucos y secretos sobre la dieta BARF.

¡Conviérte en un experto en alimentación animal!

Es GRATIS.

¡Bien hecho! Solo tienes que confirmar tu suscripción en el e-mail que te ha llegado.