El otro día una amiga me comentó que a su perro le huele últimamente el aliento y que no sabe muy bien qué medidas tomar, de hecho, ella misma me comentó si podía hacer un artículo sobre este problema tan común.

Pues aquí lo tienes Carmen, gracias por la idea.

¿Qué es la halitosis?

La halitosis es un signo clínico caracterizado por un mal aliento u olor bucal.

Sé que este mal aliento es muy desagradable en el día a día con tu peludo, por lo que debes buscar las causas y solucionarlas.

Origen y causas de la halitosis

El origen y causas del mal aliento pueden ser de dos tipos:

Orales, cuando se originan en la boca del animal.

  • Problemas dentales, sarro, caries.
  • Otro tipo de problemas bucales causados por bacterias, heridas en la lengua, cuerpos extraños, etc.

No orales, en este caso el origen del problema se genera fuera de la boca, puede ser debido a:

  • Problemas digestivos, digestiones difíciles, alimentos inadecuados (pienso), etc.
  • Problemas respiratorios, como la rinitis, sinusitis, faringitis…
  • Problemas metabólicos como la diabetes.
  • Problemas renales, ya que pueden producirse úlceras en la boca por acumulación de toxinas en el torrente sanguíneo. Aparte de problemas digestivos como vómitos y diarreas.
  • Problemas hepáticos, donde los gases del hígado son absorbidos pero no metabolizados, acabando en el torrente sanguíneo y siendo expulsados por la respiración, lo que da lugar al mal aliento.
  • Estrés, el aumento de estrés libera adrenalina en exceso, lo que causa una diminución de la saliva y de su calidad, pudiendo dar lugar a halitosis.

Por supuesto la más común es la enfermedad periodontal, causada por bacterias bucales.

Diagnóstico de la halitosis

En cualquiera de los casos anteriores debes ir al veterinario para que le realice un chequeo completo y te diagnostique donde está el problema, a partir de ahí, valorarás la solución con tu veterinario para que el problema desaparezca.

Aun así, yo voy a proponerte algunas soluciones para sumar al tratamiento veterinario.

Soluciones naturales para la halitosis

Voy a incluir un listado de soluciones, remedios naturales y trucos para ayudar con la halitosis en nuestros peludos, ya sea de origen oral o no oral.

Estos remedios naturales, pueden usarse cuando haya problemas de halitosis o como prevención de la misma.

Huesos recreacionales o recreativos

Si tu perro o gato, tiene sarro, lo ideal es darle huesos naturales, que pueda roer y que elimine el sarro dental.

Estos huesos deben ser del tamaño adecuado, es decir, un gato tendrá que coger un hueso más pequeño que un mastín.

En ambos casos siempre le darás los huesos crudos y de un tamaño mayor al de su boca, para que no se coma el hueso, sino que lo vaya royendo y desgastando.

Pasa a una dieta natural

Los azúcares de los piensos, son el alimento de las bacterias, por lo que si das una dieta rica en hidratos de carbono o aditivos dulces, ayudarán a la formación de sarro, problemas dentales y su consiguiente mal olor de boca.

Pasa a una dieta natural completa será la mejor solución, eliminarás los azúcares de los que hablamos y aportarás un alimento que realmente limpia los dientes, gracias a los huesos carnosos, recreativos y la propia carne.

Parte del marketing de las empresas de pienso, es decir que las bolitas limpian los dientes, lo cual es mentira, si no, mira la boca de tu perro o gato después de comer pienso, verás una masa en las muelas, no dientes limpios, como ocurre con la comida natural.

Vinagre de manzana

Antibacteriano natural, te ayudará a eliminar la carga bacteriana presente en todo el sistema digestivo de tu pequeño.

Puedes añadirlo al agua de beber, echar un chorrito sobre la comida o incluso con ayuda de una gasa mojada en vinagre de manzana, limpiarle los dientes.

Clorofila

Algunos alimentos y suplementos son ricos en clorofila como el perejil, la menta, la espirulina, la chlorella

Estos productos añadidos a la comida, tienen un efecto desodorizante, y pueden disminuir el mal olor de la boca.

Otra opción es comprar cápsulas de clorofila de venta en herbolarios, también disponible en líquido.

Dependiendo del producto que utilices y el tamaño de tu mascota, tendrás que dar una dosis u otra.

Hierbas digestivas

Además del perejil, también el romero, tomillo, comino, mejorana, orégano, son hierbas digestivas, algunas favorecen la eliminación de gases, otras ayudan en la propia digestión y pueden ser añadidas a la comida del perro (como si la sazonaras un poco), sin ningún problema.

Romero y tomillo también pueden ser usados en baños de vapor para ayudar con los problemas respiratorios, antes descritos, que pueden dar lugar a la halitosis.

Propóleo

Si te encuentras con heridas en la boca, inflamación de encíasfaringitis, etc, el propóleo  es tu mejor aliado.

El propóleo es un producto natural, fabricado por las abejas, este suplemento es antiséptico y antifúngico, por lo que te ayudará con infecciones e inflamaciones leves en la boca.

Debes darle con una gasita en las zonas de la boca donde tenga el problema, si es en la garganta lo suyo es hacer gárgaras pero como esto no es posible, simplemente échale un poquito en la boca, con ayuda de una jeringa o cucharita, para que pase por la garganta.

Es muy amargo por lo que puede que no les guste mucho el sabor.

Aloe vera

Otro antibacteriano natural que además por vía oral puede ayudarnos con problemas digestivos que causen el mal aliento.

Puedes comprarlo en herbolarios e incluso en algunos supermercados, pero siempre que sea de calidad, y a poder ser ecológico.

Para mí el aloe vera en líquido es mucho más cómodo y efectivo que en cápsulas, sobre todo para el problema que nos atañe en este artículo.

Se debe comenzar con una dosis de 1 ml por cada kg de peso, y mirar como le sienta a nuestro amigo, porque puede soltar un poquito la tripa.

Aceite de coco

Puedes hacer un “dentífrico natural” con aceite de coco, que ayudará a eliminar el mal olor de la boca.

El aceite de coco es antibacteriano, elimina el mal aliento y parece ser que ayuda a eliminar el sarro y mejorar la salud de las encías.

Solo debes pasar una gasita con aceite de coco por los dientes, como ya hemos visto anteriormente con otros suplementos.

También puedes añadirlo a su dieta sobre la comida, aunque en este caso, el efecto es mayor al aplicarlo directamente en la zona afectada.

Alimentos que debes evitar.

Al igual que hay alimentos que ayudan con el mal aliento hay otros que pueden empeorarlo.

La levadura de cerveza puede producir gases por lo que no es recomendable darla si tu perro tiene halitosis.

También pasa algo similar con las legumbres o si añades fibra extra en su dieta.

Como comentaba antes, cualquier producto rico en azúcares debe ser eliminado de la dieta, ya sea pienso, determinadas chucherías, pan, galletas, cereales, etc.

Las crucíferas (brócoli, coliflor, repollo, etc.), también son verduras que pueden ser de difícil digestión para nuestros perros, por eso, cuécelas mucho antes de darlas si ves que en crudo le producen gases, ya que estas flatulencias darán lugar a mal aliento por acumulación.

Los lácteos no son necesarios en nuestros animales y en algunos casos son difíciles de digerir, produciendo malas digestiones y fermentaciones, por eso, debemos asegurarnos de que le sientan bien antes de darlo de manera continuada.

Conclusiones

Mantén una dieta saludable y apropiada para tu perro o gato, una alimentación natural, libre de piensos ricos en hidratos de carbono.

Añade a su dieta huesos crudos para que se limpie los dientes.

Cambia de forma continua el agua del bebedero de tu mascota, pues ahí pueden habitar infinidad de bacterias que acabarán en su boca y pueden colaborar en el problema de halitosis.

Para los problemas renales, hepáticos y metabólicos, lo que debemos hacer es tratar estas enfermedades, y por consiguiente, el problema de halitosis debe desaparecer, pero los remedios anteriores pueden ser usados sin problema, siempre bajo la supervisión de tu veterinario o un asesor nutricional.

Si sospechas de algún alimento, deja de darlo un tiempo y valora si mejora el aliento de tu peludo, puede ser un problema concreto de tu mascota, debido a algún tipo de intolerancia hacia ese alimento.

En el caso de que creas que el problema es el estrés, debes ponerte en manos de un buen educador que te ayude a mejorar la calidad de vida de tu perro o gato y disminuya ese estrés que origina el mal olor de boca.

Ten en cuenta que al comenzar una dieta natural, es posible que tu perro muestre este mal aliento, debido a una desintoxicación del pienso, si quieres saber más cobre este proceso mira este artículo.

Espero haberte ayudado un poquito más en la salud de tu compañero de cuatro patas, si no quieres perderte ningún artículo como este, inscríbete a mi newsletter ¡es gratis!

Únete a la comunidad

Apúntate al newsletter y recibirás puntualmente las mejores técnicas, trucos y secretos sobre la dieta BARF.

¡Conviérte en un experto en alimentación animal!

Es GRATIS.

¡Bien hecho! Solo tienes que confirmar tu suscripción en el e-mail que te ha llegado.