LOS GATOS Y EL DULCE

Los gatos no tienen la capacidad de saborear alimentos dulces, solo amargos, ácidos y salados.

Aunque no saborean el dulce les atrae muchísimo y esto les lleva a crear adicciones con productos en los que el conservante que se usa es el ázucar, como piensos y latas de comida húmeda (esto pasa también en humanos con la comida procesada 😉).

Como resultado tenemos animales con problemas de salud como diabetes, obesidad, problemas intestinales… que no son capaces de dejar de comer aquello que les enferma.

¿Es tu gato un adicto a la comida procesada?

Únete a la comunidad

Apúntate al newsletter y recibirás puntualmente las mejores técnicas, trucos y secretos sobre la dieta BARF.

¡Conviérte en un experto en alimentación animal!

Es GRATIS.

¡Bien hecho! Solo tienes que confirmar tu suscripción en el e-mail que te ha llegado.