Tengo muchísimas consultas referentes a las gastritis en perros y gatos, cuales son los síntomas, que podemos hacer, etc… Hoy vamos a explicarlo un poco más a fondo.

¿Qué es una gastritis?

La gastritis es la inflamación aguda o crónica de la mucosa que recubre las paredes del estómago.

En el caso de gastritis aguda, el problema se resuelve en 24-48 horas, con un tratamiento adecuado, pero cuando esto se mantiene en el tiempo, puede cronificarse y ser una patología permanente.

Esto es algo que no debería ser habitual en nuestros animales pero que pasa más de lo que me gustaría y de ahí este artículo.

 

¿Cuáles son los síntomas de la gastritis?

Lo mas habitual es el vómito, con o sin comida, en ocasiones este vomito es una baba espumosa de color blanco, en otras bilis amarilla y en otras hay comida sin digerir.

Signos de acidez y molestias estomacales, reflujo, lo más normal es ver al perro o gato que traga repetidamente saliva, como si tuviera un pelo en la garganta.

También puede que intente lamerse descontroladamente la boca o las patas, o en su defecto, la cama donde duerme o superficies frías como el suelo y la pared.

Las toses son otro síntoma, que suele ser producido por la irritación del esófago al subir los ácidos digestivos por él.

Ingestión de objetos no comestibles “pica” esto lo hacen con la intención de meter algo en el estómago que elimine la molestia, pero lo que suele hacer es agravar el problema.

Algo similar pasa con el agua, muchos empiezan a beber de forma excesiva para calmar el ardor que notan.

Y otra de las cosas típicas es el consumo de hierba de forma compulsiva, que ya os expliqué en otro post, lo habitual es que vomiten después de comer la hierba, pero no siempre pasa.

También es normal en perros que hagan la posición de rezo, esto significa que le puedes ver con las patas delanteras estiradas hacia delante, mientras que las traseras están levantadas y con la cola levantada, similar a la posición de juego de algunos perros.

Pueden dejar de comer, obviamente por las molestias y cuando empeoran, bajando considerablemente de peso.

Y si no se trata, puede ir a peor, produciéndose ulceras en el estómago que suelen sangrar, dando lugar a vómitos con trocitos de sangre o heces en melena (es decir negras, con sangre digerida).

 

¿Qué causa la gastritis?

Hay muchos factores que pueden dar lugar a una gastritis en nuestro perro o gato.

Comer algo inadecuado, una mala alimentación, exceso de grasas, cuerpos extraños… pueden fastidiar el estómago e intestino.

Problemas de intolerancias o alergias alimentarias por supuesto.

Sustancias toxicas, mucho cuidado que esto es una urgencia grave.

Algunos medicamentos como los AINES (Antiinflamatorios no esteroideos), ciertos antibióticos, corticos, pueden dar lugar a gastritis agudas y si no se retiran cronificarse.

Algunas patologías como problemas renales pueden tener como efeto secundario una gastritis, el parvovirus por ejemplo también puede dar gastritis, entre otros muchos síntomas.

O enfermedades más graves como la IBD, enfermedad inflamatoria intestinal crónica.

Incluso parásitos que no hayamos tratado, aparte de una bacteria muy importante en el caso de las gastritis que es el Helicobacter Pilori.

Por supuesto algo en lo que no se suele caer, el estrés, puede dar lugar a gastritis, ya que te recuerdo que el digestivo y el cerebro están plenamente unidos, de hecho, ¿cuántas personas tienen problemas digestivos en épocas de estrés? Pues en perros y gatos es igual.

En el caso de gatos tenemos un extra añadido, el exceso de bolas de pelo, más importante en épocas de muda.

Aunque hay que decir que en ocasiones no se encuentra una causa aparente.

 

¿Cómo diagnostico que mi perro o gato tiene gastritis?

Lo normal cuando llevamos a nuestro peludo al veterinario por síntomas de gastritis como los vómitos, es que le realicen una exploración completa, y le hagan una analítica de sangre.

Lo normal sería hacer una radiografía o ecografía para ver el estado de las paredes del estomago y la gravedad del problema, y en casos muy graves o que se crea que esté unido a otras patologías como la IBD, puede que sea recomendable una endoscopia con biopsia.

 

¿Cuál es el tratamiento te la gastritis?

A nivel veterinario lo normal es que frente a una gastritis aguda te recomienden, protectores de estómago y puede que algo para quitar nauseas.

También una dieta blanda de fácil digestión, por favor si os mandan arroz con pollo no lo deis, te dejo lo que es una dieta blanda en condiciones para nuestros animales.

Puede que con esto resolvamos el problema y podamos volver a la rutina habitual y dieta normal.

Pero en caso de gastritis crónicas, no va a ser así y lo más normal es que nuestro pequeño, tenga que llevar una dieta especial.

En este caso lo más recomendable no es una dieta BARF, lo ideal es comenzar con una dieta cocinada, y muchas veces triturada, complementada con suplementos para que no haya carencias y por supuesto, cosas naturales que nos ayuden con la gastritis, y poder evitar lo máximo posible los químicos.

Por supuesto estas recomendaciones son genéricas y lo normal es estudiar cada caso individualmente, ya que lo primero es la causa para poder dar el tratamiento y dieta más adecuados.

Por eso, si tienes un caso similar, te animo a que contactes conmigo para adaptar la dieta a sus necesidades e intentar mejorar su calidad de vida.

Espero que te haya gustado este artículo, si es así, por favor, compártelo.

 

Foto de cabecera perteneciente a Zooplus.

Únete a la comunidad

Apúntate al newsletter y recibirás puntualmente las mejores técnicas, trucos y secretos sobre la dieta BARF.

¡Conviérte en un experto en alimentación animal!

Es GRATIS.

¡Bien hecho! Solo tienes que confirmar tu suscripción en el e-mail que te ha llegado.